Responsabilidad social en tu marca:

 

Actualmente, no tiene sentido crear marcas sin impacto, la responsabilidad social de las empresas, está cada vez más valorada por los inversores y los consumidores.

En nuestro caso, decidimos involucrar en la cadena de producción a diferentes colectivos de mujeres en riesgo de exclusión.

Desde Evana Y Tía, creemos que la forma de crear un verdadero impacto es involucrando el problema dentro de nuestro proyecto, ya que con una donación externa, no damos la oportunidad de que ese problema termine, solo lo maquillamos.

 

“No me des el pescado, enséñame a pescar.”

SED PARTICIPES DEL CAMBIO.

 

 

Te resumimos como hacerlo en 5 pasos:

 

  1. Busca un problema que esté relacionado con la filosofía de tu marca e investiga sobre él. Muy importante creer en él, querer cambiarlo.

 

  1. Visita y selecciona colectivos desfavorecidos relacionados con el problema que quieres ayudar a solventar.

 

  1. Divide el proceso de producción en diferentes fases, de forma que puedas delegar una o varias fases a la causa.

 

  1. Documenta en que consiste cada fase, describiendo todos los detalles y preparando la formación que necesitaran los colectivos para poder llevarlas a cabo.

 

  1. Realiza pruebas con personas que no conozcan el sector para contrastar que cualquier colectivo con la formación que le ofrecéis es capaz de realizar esa parte del proceso de producción.

 

  1. Y… ¡A por ello! Irán saliendo contratiempos, es un aprendizaje diario, y merece la pena. Haz que se sientan dentro del proyecto, dales la opción de crecer juntos.

De esta forma, lograréis apoyar la causa económicamente a través del empleo y empoderar a las personas a través de la formación.

 

¿Cómo lo hacemos nosotros?

 

En nuestro caso, dividimos el proceso de producción en dos partes:

 

 

La primera parte del proceso de producción  la realizan talleres con experiencia en el sector, encargándose de la calidad de los productos y recogiendo la esencia tradicional de la marroquinería en España.

 

 

Y la parte más satisfactoria, el montaje final de los productos, la realizamos en nuestro propio taller dentro del módulo de Madres del centro penitenciario de Aranjuez, donde remachan y terminan los productos para su posterior puesta en venta.

 

 

 

 

Si quieres saber porque en Evana Y Tía queremos ayudar a madres privadas de libertad, no te pierdas nuestro próximo post:

” ¿Por qué nos centramos en mujeres en riesgo de exclusión?”

EL RESULTADO DE LA UNIÓN DE CALIDAD, CON SENSIBILIDAD SOCIAL

¿Te animas? Echa un vistazo en nuestra tienda…